El título debut fue el inconcluso Highschool of the Dead, de los señores Satou. Antes de todo, aclaro que no analizaré la historia, sólo daré mis impresiones del producto.

Formato

Al comienzo fue bastante incómodo, pues al estar acostumbrado a los tankoubon clásicos, los formatos de mayor tamaño pueden resultar inmanejables.  Sin embargo, tras un rato leyendo, se tornó completamente natural.

Calidad

Sin duda, esta edición tiene una calidad lejana a la de Kamite, pero decente. El único punto negativo es el grosor de las hojas, siendo éstas muy frágiles al tacto, estando uno más pendiente en no romperlas que en la historia.

¿Vale la pena?

La respuesta es un rotundo “sí.” Tras comenzar a leer, pensé inmediatamente en abandonarlo, sin embargo, las viñetas tan coloridas fueron atrapándome minuto a minuto. Sin duda, una excelente opción si estás en la transición anime – manga.